Sunday, December 12, 2010

CMD insta a Salud tratar
aguas 
infectadas; entrena ante cólera


Autoridades insisten en que hombre de Dajabón murió por malaria, no por la
bacteria


El Colegio Médico Dominicano (CMD)  inició ayer una jornada de capacitación
en cólera a médicos que trabajan atención primaria y estudiantes de término de
Medicina de varias universidades.

Los doctores Carlos Manuel Féliz y Clemente Terrero, epidemiólogo e
infectólogo,  hablaron de la importancia de que los médicos tengan los
conocimientos adecuados para tratar una enfermedad que se quedará en el país.
Disertaron a nombre del movimiento Tejada Florentino.

De su lado, Milagros Peña, microbióloga habló a los nóveles médicos de que si
la vía de transmisión del cólera es por agua, será más difícil controlar, pues
se trata de un producto de consumo masivo.

Recomendó que las autoridades intervengan las comunidades en donde los
canales están contaminados con desechos fecales, “pero ésta es una labor que se
lleva a cabo en forma coordinada con las instituciones que trabajan el
agua”.

Coincidieron en que el conocimiento de los nóveles médicos será fundamental
para educar a las comunidades en las unidades de atención primaria. Aunque las
cifras oficiales se refieren a 28 personas afectadas por cólera, los médicos
aseguran que debe haber un número mayor de casos.

No obstante, expresan que el Ministerio de Salud Pública hace esfuerzos por
educar y mantener controlada la epidemia de cólera que llegó a la República
Dominicana a través de Haití.

Esta enfermedad ha cobrado más 2,300 vidas en la vecina nación.

No hay muertes.  Las autoridades sanitarias negaron que el
ciudadano que falleció en Dajabón el viernes haya muerto como consecuencia del
cólera. Su muerte se debe a malaria, dijo el Ministerio de Salud a través del
gerente de comunicaciones y prensa, periodista Luis García. De su lado, la
microbióloga  Peña pidió a las autoridades que mantengan  estrecha vigilancia en
las comunidades en que  las personas se han infectado por la vía de las aguas. 
“Es un  elemento que hace que la epidemia se complique más”. Pidió a las
personas que hiervan el agua de tomar.


<> <> <> <>

Compartir:
CMD insta a Salud tratar
aguas 
infectadas; entrena ante cólera


Autoridades insisten en que hombre de Dajabón murió por malaria, no por la
bacteria


El Colegio Médico Dominicano (CMD)  inició ayer una jornada de capacitación
en cólera a médicos que trabajan atención primaria y estudiantes de término de
Medicina de varias universidades.

Los doctores Carlos Manuel Féliz y Clemente Terrero, epidemiólogo e
infectólogo,  hablaron de la importancia de que los médicos tengan los
conocimientos adecuados para tratar una enfermedad que se quedará en el país.
Disertaron a nombre del movimiento Tejada Florentino.

De su lado, Milagros Peña, microbióloga habló a los nóveles médicos de que si
la vía de transmisión del cólera es por agua, será más difícil controlar, pues
se trata de un producto de consumo masivo.

Recomendó que las autoridades intervengan las comunidades en donde los
canales están contaminados con desechos fecales, “pero ésta es una labor que se
lleva a cabo en forma coordinada con las instituciones que trabajan el
agua”.

Coincidieron en que el conocimiento de los nóveles médicos será fundamental
para educar a las comunidades en las unidades de atención primaria. Aunque las
cifras oficiales se refieren a 28 personas afectadas por cólera, los médicos
aseguran que debe haber un número mayor de casos.

No obstante, expresan que el Ministerio de Salud Pública hace esfuerzos por
educar y mantener controlada la epidemia de cólera que llegó a la República
Dominicana a través de Haití.

Esta enfermedad ha cobrado más 2,300 vidas en la vecina nación.

No hay muertes.  Las autoridades sanitarias negaron que el
ciudadano que falleció en Dajabón el viernes haya muerto como consecuencia del
cólera. Su muerte se debe a malaria, dijo el Ministerio de Salud a través del
gerente de comunicaciones y prensa, periodista Luis García. De su lado, la
microbióloga  Peña pidió a las autoridades que mantengan  estrecha vigilancia en
las comunidades en que  las personas se han infectado por la vía de las aguas. 
“Es un  elemento que hace que la epidemia se complique más”. Pidió a las
personas que hiervan el agua de tomar.


<> <> <> <>

Compartir:

Saturday, January 13, 2007

Sunday, July 24, 2005

COMUNIDADES DIGITALES


Estimados Bloggerianos iniciamos un espacio para destacar y conocer las diversas comunidades digitales o que esten realizando un esfuerzo en pos de vencer la brecha digital, que en Latinoamerica se ensancha cada día mas, Iniciamos con la Comunidad de El Limón en la República Dominicana

Internet y autogeneración eléctrica modernizan comunidad El Limón

EL LIMóN, San José de Ocoa.- “El ‘chat’ me ha ayudado a tener amigos en otros países”, comenta uno de los niños que cada día se convoca en el centro de Internet de la comunidad. En este momento la novedad es navegar en la red; hace seis años fue la llegada de la energía eléctrica mediante autogeneración. Esos dos acontecimientos convirtieron a El Limón, localizada en una de las montañas de Ocoa, en una comunidad modelo. En el centro tecnológico comunitario se reúnen diariamente decenas de jovencitos. Todos quieren ‘chatear’, y han conseguido amigos en otros países de habla hispana. También utilizan Internet como un instrumento educativo, especialmente para realizar las tareas escolares. El buscador que más conocen es Google. El centro de Internet es resultado del proyecto hidroeléctrico, cuenta Jon Katz, ideólogo de ambas iniciativas. Para la construcción de la hidroeléctrica contaron con la Asociación para el Desarrollo de San José de Ocoa (Adesjo), el Consejo Comunitario de El Limón, Pronatura, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Eco Partners y Rotary International.Esta historia se remonta al año 1997, cuando se decidió instalar en El Limón una turbina para la generación de energía. Entonces llegaron las primeras computadoras, destinadas a las labores administrativas del proyecto hidroeléctrico. Pero los jóvenes de la comunidad acudían diariamente a las oficinas y pedían que les permitieran ‘chatear’. “A los jóvenes les encantaron la computadora, Internet y el chat”, narra Katz, por lo que decidieron desarrollar un proyecto de educación de computadoras y de acceso a Internet. Contaron con el respaldo de la Fundación Interamericana, la Universidad de Cornell y otras instituciones. El centro cuenta con cinco computadoras para el uso de niños y jóvenes y una para adultos. Otras dos son para uso exclusivo del proyecto. A partir de las nueve de la mañana llegan los usuarios, hacen un alto en las primeras horas de la tarde y retornan entre seis y siete de la noche hasta las nueve y diez. En el centro se reúnen hasta 20 jovencitos ávidos de navegar en la red.

La hidroeléctricaEn El Limón, 380 personas se benefician del sistema energético que entró en operación en 1999. Desde entonces, las 68 familias que trabajaron arduamente durante año y medio para dejar instalado su sistema hidroeléctrico, disponen de energía las 24 horas del día. Allí no hay apagones, a menos que se produzca una avería en el sistema. “Aquí la luz es mucho más confiable que en las ciudades”, sostiene el promotor del proyecto.Cada familia paga 20 pesos mensuales por el servicio y una persona se encarga de darle mantenimiento al sistema. Es la misma tarifa que se fijó hace seis años, por lo que se estudia realizar un ajuste de tarifa. La hidroeléctrica se alimenta del arroyo El Barro, distante unos diez kilómetros de la turbina.Debido a que el sistema apenas genera tres kilovatios, porque la comunidad sólo tiene cuatro pulgadas de agua, cada familia apenas recibe 30 vatios, suficientes para dos lámparas fluorescentes o para una lámpara fluorescente y un televisor blanco y negro. “La limitación es el agua disponible. Esta es una región muy seca, no hay tanta agua”, cuenta Katz. Otra comunidad próxima, Los Martínez, que dispone de un poco más de agua, tiene un sistema hidroeléctrico funcionando con capacidad de generación de siete kilovatios. Del mismo se benefician 50 familias. Allí también llevarán un centro de Internet y servicio de teléfono. Otras comunidades que están en la lista para entrar al mundo global son Los Ranchos y Las Caobas. Esas comunidades también participarán de cuatro proyectos productivos: dos fábricas de queso, un secador solar para frutas y vegetales y un cuarto frío. Katz informa que construyen sistemas similares de generación de energía con pequeñas hidroeléctricas en Jarabacoa, en Dajabón y en una comunidad del Cibao. Autosostenible Para hacer posible el sistema de Internet disponen de una red privada inalámbrica que se extiende por 10 kilómetros, luego entran al sistema de Verizon en Ocoa. Cada mes, por la conexión de Internet y el teléfono (el único de la comunidad) pagan RD$4,800, por lo que mantener este servicio comunitario se hace un poco cuesta arriba. Actualmente exploran cómo convertirlo en autosostenible: “Es un costo un poco fuerte para la comunidad. Estamos buscando a ver si se puede pagar la conexión con la venta de llamadas telefónicas”. Como parte del proyecto tecnológico, la comunidad construye un local en donde operará el centro, de un estilo poco tradicional, aunque para su construcción utilicen una técnica muy similar al tejamaní que se usa en los campos para la construcción de viviendas. La diferencia está en que usan malla metálica y mezcla de cemento. Katz asegura que cuando esté terminado servirá de refugio a la comunidad en caso de huracán.Luis Miguel Echavarría, quien es miembro del consejo comunitario, considera que estos proyectos han provocado un cambio de mentalidad en la población de El Limón: “Anteriormente los padres no se preocupaban por seguir dándole estudios a sus hijos; luego del proyecto hidroeléctrico, las computadoras y el Internet, empezó a cambiar la mentalidad de los padres y cuando sus hijos terminan aquí los envían a la población. Lo más importante ha sido el cambio en la educación”.

Internet y autogeneración eléctrica modernizan comunidad El Limón
Willy Ortiz, Solange de la Cruz Matos